Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Dom Mar 31, 2013 5:58 pm.
Últimos temas
» Yoohooo que onda??
Jue Oct 15, 2015 10:44 pm por Lizbeth Johnson

» Kurenai (priv. Wendell )
Jue Ago 22, 2013 9:27 am por Dylan Red

» Bye, Bye Everypony :v
Dom Ago 18, 2013 5:17 pm por Lizbeth Johnson

» stuaktalalalaadxavc Sayonara!
Dom Ago 18, 2013 4:22 pm por Takane Rumsfild

» tengo que decir adios...
Dom Ago 18, 2013 4:17 pm por Takane Rumsfild

» estoy aburrida!!!!......
Dom Ago 18, 2013 4:16 pm por Takane Rumsfild

» Ruby Tucker
Sáb Ago 17, 2013 8:40 am por Ruby Tucker

» Listado de personajes
Sáb Ago 17, 2013 8:31 am por Ruby Tucker

» Días de Soledad [Dylan]
Mar Ago 13, 2013 6:24 pm por Dylan Red


Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Jue Mayo 09, 2013 3:40 pm

La misión era sencilla, adentrarse en el piso abandonado de la escuela y apuntar a un blanco que a cierta hora estaría parado enfrente de esta. Si la misión era tan sencilla ¿Por qué demonios tenía que estar ese jodido ingles ahí? Aun no lo entendía y seguramente no lo llegaría a entender, Christophe era la clase de persona a la que no le importaba lo que le rodeaba, si el inglés quería estar ahí para supervisar que todo estuviera bien pues que lo hiciera, mientras este no se metiera con su trabajo nada de ello le afectaría.

Llegó temprano a aquel lugar, ni siquiera cuando debía acudir a la escuela estaba tan temprano, pero como siempre tenía que preparar todo y para él antes de su escuela, estaba su trabajo, era un chico dedicado y sin afán de arruinar algo que tantos años le costó conseguir, un nombre. Christophe “Ze mole” DeLorn no había llegado a donde estaba ahora de un día para otro, no, este se había roto el culo haciendo toda clase de trabajo sucio para que su nombre sonara entre los mejores mercenarios habidos y por haber y no únicamente en estados unidos, ahora lo único que debía hacer era mantener aquel nombre en alto. Por eso la precisión en su trabajo era importante, ahora solo tenía que esperar.

Las horas pasaron, el inglés llegó al lugar sin preocupación alguna y antes de que la hora indicada de que su trabajo fuera logrado, comenzó el desastre. Christophe estaba tan clavado en lo que hacía que no noto que además de Gregory alguien extraño había entrado en la escuela, y no lo había hecho solo. Ahora… un sonido no solo muy conocido si no que desagradable para el castaño invadió el pasillo donde se encontraba, el peor sonido que pudo escuchar, ladridos.- Chienne… Dime que esto es una broma.- Se alejó de la ventana donde se encontraba mirando a donde se escuchaba el ruido, encontrando a tres perros dóberman gruñéndoles. Chris dio un par de pasos hacia atrás tratando de mantener la calma.- haine chiens… -susurro antes de tomar la parte de atrás de la camisa del rubio y arrastrarlo mientras corría lejos de aquellos animales hasta encerrarse en uno de los salones, comenzando a tapar la entrada con las bancas y pupitres polvorientos que ahí estaban.- ¡JODER GREGORY! ¿Qué no estabas prestando atención a lo que pasaba? –le gritaba histérico ante la mentalidad de poder morir nuevamente a manos de los malditos perros.- ¿Para qué merde estabas aquí de todas maneras? ¡No haces nada maldito inglés de mierda! – Si de por si Chris se la pasaba insultando al rubio esta vez era peor, pues actuaba paranoico.


Spoiler:
Bueeeeeeno... hice el intento de que algo saliera pero OTL... bueno si es muy malo dimelo por mp y lo cambio xD
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 09, 2013 4:24 pm

El rubio había realizado el plan con total meticulosidad, había cuidado por completo de que no existiera la presencia de ningún error, incluso, se tomó la molestia de acompañar al 'Topo' en su misión, hasta había repasado el plan una y otra vez con la ayuda de gráficos!, nada podía salir mal, o al menos, esos eran los pensamientos que acompañaron al inglés hasta que sintió a su compañero jalarlo por su camisa a toda fuerza dentro de uno de los tantos salones (su perfectamente planchada camisa que deseguro ahora estaba arruinada) .

Gregory escuchó con atención y total desaprobación las quejas del castaño, quejas que podían ser presentadas con mucha mayor delicadeza y fluidez de vocabulario en lugar de crudas vulgaridades entremezcladas, pero era Christophe, y el día que ze mole hablara sin decir una grosería por oración, será señal del apocalipsis.

El inglés había escuchado a los perros, sí, pero estaba tan absorto en como el plan tenía que salir a la perfección, que se le olvidó por unos segundos el odio y probablemente miedo que el castaño le tenía a los perros, - Chris, calma - El rubio posó sus manos sobre los hombros de su histérico amigo, - Yo tenía mi deber de acompañarte!, sabía que la misión no era tan fácil como parecía, nuestro enemigo resultó ser más astuto de lo que pensaba! - Se mordió el labio, estaba frustrado, muy frustrado, porque ninguno de sus planes había salido mal, jamás.

El ojiazul le tomó más fuerte de los hombros, - Chris, ¿cómo te puedes llamar a ti mismo un mercenario de alto calibre si aún le temes a los perros? - Le miró fijamente mientras escuchaba ladridos provenir de afuera, - Ahora tengo que pensar en como salir de esta - Suspiró con fuerza, - Y entiendo que estés enojado y que eso te impulse a descargarte conmigo, pero tienes que calmarte Chris -

Spoiler:
Nonono, te ha quedado genial, lamento si mi post es una shit T--T, y lamento haberme tardado, estaba haciendo unas cosas de la escuela

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Jue Mayo 09, 2013 7:44 pm

¿Calma? ¿CALMA?¿De verdad el inglés le estaba pidiendo a Christophe calma? Tenía que estar idiota, si eso, tenía que ser un verdadero idiota para ahora venir a pedirle calma a Mole cuando tres perros, no uno, TRES jodidos perros estaban tras aquella delgada puerta esperando para atacar directamente a la yugular del castaño, o así lo veía este, tal vez de una manera un tanto exagerada pero no podía evitarlo, ya había pasado por eso varias veces, los malditos perros guardianes y él sin duda no podían ser amigos.

-¡No es más astuto, simplemente tuvo suerte el muy cabrón! – No creía factible que alguien supiera de su odio/terror a los perros guardianes, aquello era información muy confidencial que únicamente Gregory sabía ¿Por qué? Pues porque el cabrón era su amigo a final de cuentas.- Carajo esto está mal Yardale no quiero tener que ver con esos malditos perros! – se quejaba como desquiciado antes de sentir las manos del rubio sobre sus hombros. Esperaba que dijera algunas palabras para ayudarlo a superar su “miedo” pero no! Solo había echado leña a la fogata de poca paciencia de Mole.- ¿craindre? ¿Quién le tiene miedo a esas malditas criaturas de la puta jode vidas más grande? Yo no, pero eso no evita que los odie y no quiera estar en el mismo pasillo que ellos.- Aparto las manos del contrario, tanto contacto directo, desde su toque hasta la atención de sus ojos lo ponían nervioso por alguna razón.

Caminó por entre los pupitres tratando de pesar en cómo salir de ese lugar, la hora se aproximaba, no podían darse el lujo de errar en esa misión.- Oh perdona niño bonito… me desquitare con las bancas! –Hablo sarcástico- Por si no lo has notado no hay nadie más aquí con quien descargar mi odio y ya de por si te odio a ti, no es como si fuera la primera vez que lo hiciera.- Se cruzó de brazos y se sentó en una de las empolvadas sillas sin quitar el polvo, la suciedad y Chris iban muy de la mano.- Vamos jodido cerebrito piensa en algo para eso viniste ¿Non?- su pie se movía nerviosamente pues los ladridos continuaban ahí, esos jodidos perros no se irían, ahora que sabían dónde estaban no se irían hasta que ambos estuvieran muertos… ¿Por qué de todos los perros del mundo tenían que ser perros guardianes?
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 09, 2013 8:16 pm

El rubio pensó en sentarse en un pupitre junto al castaño, pero no podía debido al alto nivel de suciedad que había en estos. El inglés inspeccionó la habitación y encontró una manta que parecía encontrarse completamente limpia, la tomó, la inspeccionó con meticulosidad y optó por ponerse a limpiar con sumo cuidado el pupitre, - Tu no me odias, si lo hicieras habrías terminado nuestra amistad hace muchos años atrás -Dijo con completa calma muy seguro de sus palabras mientras continuaba limpiando el pupitre.

-Deberías limpiar el tuyo también, no sabes que clase de gérmenes y bacterias pueden estar presentes entre toda esa suciedad, podrías enfermarte o quizás en el peor de los casos, podrías contraer algo irreversible - Miró al topo con algo de preocupación, sabía que no le haría caso, pero el inglés tenía la necesidad de regañarle por cosas que el francés consideraba triviales casi todo el tiempo, pero si bien el rubio intentaba corregir toda esa falta de modales y etiqueta de su amigo, en el fondo no deseaba que cambiara, quizás algunos aspectos, como que debía preocuparse más por si mismo y su salud, pero su forma de ser, Gregory la adoraba aunque estuviera en contra de sus principios.

-Considerando que estamos encerrados aquí y tienes cero intención de salir con esos perros afuera, tendremos que quedarnos hasta que se calmen, - Miró a Christophe de reojo, - Nuestro enemigo es un gran recolector de información, no me sorprendería si supiera lo de tu miedo paranóico a los perros - Explicó gesticulando con sus manos, - Si bien no me agrada la idea, no tenemos más opción que sucumbir a los deseos de nuestro enemigo temporalmente, es decir, quedarnos aquí por un buen rato, así que tendremos que entretenernos mientras tanto - Una vez el pupitre se encontró completamente limpio, Gregory se sentó en el finalmente, había estado al menos unos 15 minutos limpiandolo.

El inglés apoyó su cabeza en su mano y miró a el topo fijamente, - ¿Te parezco un 'niño bonito', Chris?, me halagas - El rubio sonrió, le divertía ver las reacciones de el topo cuando le formulaba preguntas como esas, quizás hasta le parecían adorables.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Jue Mayo 09, 2013 9:38 pm

Su mirada se posó en el igual polvoriento techo de aquel salón mientras dejaba que el rubio se moviera como quisiera y claro hablara de las tonterías que quisiera.- Puedo tener mis razones para permanecer “a tu lado” Gregory ¿No lo has pensado así? Tal vez solo espero al momento adecuado para hacer algo, matarte, robarte información o algo por el estilo.-Se encogió de hombros con igual calma, aun cuando sus palabras eran mentiras, Chris era un experto en hacer que sus palabras sonaran como verdades.

Sus ojos se posaron en el marica ingles que ahora limpiaba aquel pupitre solo para sentarse ¿Iba enserio?- Y tu deberías preocuparte menos por una maldita vasca de escuela abandonada y aún menos en lo que me suceda ¿Acaso te preocuparía verme tirado en una cama de un hospital? –alzó una ceja con una sonrisa burlona en los labios, no estaba seguro por qué pero estaba consciente de que el rubio se preocupaba por su persona, si, eran amigos pero no creía que fuera así con todos sus amigos, tan quejumbroso por sus forma de ser en general pero que a la vez se preocupara por esa persona.- Si me pasa algo me pasare Gregory no voy a andar por ahí de princesse limpiando cada lugar donde pondrás el culo.- rodó los ojos y comenzó a buscar en sus bolsillos una de sus fuentes de vida, un cigarro.

Mientras el rubio hablaba idioteces y continuaba limpiando aquel maldito pupitre, mole encendía su cigarro mirando fijamente la puerta, casi ignorando las palabras del rubio.- O alguien filtro la información.- hablo como si estuviera en automático, parte de su trabajo era desconfiar en las personas a veces inclusive del mismo Gregory.

Dio una gran calada a su cigarro y por fin volvió a hacer caso al rubio, prestando especial atención a aquella última pregunta.- ¿Qué?... ¡NO! No cabronazo, no me pareces lindo era… era un maldito insulto y lo sabes Gregory, déjate de mariconerías! –Apartó la mirada pues no deseaba ver aquel cuerpo inglés, no era lindo, era jodidamente guapo y eso le encabronaba, le encabronaba pensar que por momentos sus ojos se distraían paseando por su maldito cuerpo.- Te estas volviendo muy marica si crees que es un alago que otro hombre te diga bonito… -soltó el humo de su cigarro a propósito en dirección del inglés, no recordaba si aquello le molestaba o si este había comenzado a fumar pero no perdía nada intentando molestarlo.- No aguantare estar contigo tanto tiempo, tienes que pensar en otro plan.- Susurró nuevamente sin verlo, no sabía cómo reaccionaría si se quedaba tanto tiempo a solas con el rubio.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 09, 2013 10:34 pm

El rubio sintió una presión en su pecho al escuchar a su amigo decir que "solo lo estaba usando para luego traicionarle", el inglés conocía bien a el topo y si bien sabía que sus palabras no eran ciertas, sonaban tan reales que no podía evitar sentirse dolido ante estas, miró fijamente al castaño al escucharle hablar sobre la situación hipotética de si el topo estuviera en el hospital o mal herido, - Sabes que me mataría en forma metafórica verte tirado en la cama de un hospital -Frunció el ceño al ver a ze mole prender un cigarrillo, no le gustaba que Christophe fumara, le hacía preocuparse aún más, los cigarros eran altamente peligrosos y le atemorizaba la idea de que algún día mataran a su preciado "amigo".

El rubio sonrió una vez más al ver al topo ponerse tan a la defensiva por un simple comentario, - Me halaga que me digas que te parezco bonito, Chris - tosió y se tapó la naríz al sentir el humo entrar a sus fosas nasales, - Chris!, ¿cuántas veces tengo que pedirte que no fumes?, el cigarro es altamente peligroso por sus niveles de nicotina y podría matarte! - El rubio se levantó de su limpio asiento y le arrebató el cigarro de las manos, - ¿Otro plan?, un plan efectivo sería que dejes de tenerle miedo a esos perros guardianes -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Vie Mayo 10, 2013 5:00 pm

A pesar de los años que llevaban de amistad Mole aun dudaba de esta, él siempre se la había pasado insultando al rubio, bueno era parte de su personalidad, y siempre lo había tratado de una mala manera, aun así Gregory siempre había estado a su lado preocupándose por las estupideces que hacía y las malas decisiones que tomaba.- ¿Por qué lo harías Gregory? No lo entiendo, no debería ser tan importante para ti que yo me lastime o no.-

Rodó los ojos ante el nuevo comentario tan marica hacia aquello que debí ser un insulto hacia el rubio más no dijo nada al notar como este tocia por el humo del cigarro, justamente lo que había planeado, aquello sin duda había sacado una sonrisa ladina en los labios del mercenario.- Me moriré antes en una misión que salga mal que por un cigarro gran marica… así que no exa…-sus palabras fueron calladas al sentir como el contrario le quitaba el cigarro de las manos.- ¿Cuántas veces te he dicho yo que no me quites los malditos cigarros? –se quejó frunciendo el ceño nuevamente, soportaba que le diera discursos y el porque estaba mal lo que hacía pero no que le quitara las cosas que le gustaba.- va te faire foutre! Ya te dije que no le tengo miedo, simplemente los odio deja ya esa estúpida idea de que les tengo miedo –se levantó igual, con el plan de quitarle el cigarro de la mano, más por un mal cálculo en su rápido movimiento terminó tomándole la mano, misma que tenía el cigarro. Cuando se dio cuenta lo soltó de golpe y le dio la espalda, tal vez enfrentar a los perros no sería tan mala idea ahora que se sentía como un idiota.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 10, 2013 5:25 pm

Gregory frunció un poco el ceño ante la pregunta de '¿porqué te importaría que me lastimara?', le parecía estúpida, ¿no era obvio?, - Eres mi amigo Chris, es lógico el hecho de que me importas muchísimo - Esto no era del todo cierto en el sentido de que, Gregory no se preocupaba así por sus demás amigos, de hecho, prácticamente no lo hacía con nadie más que Christophe, porque... bueno, 'El Topo' era especial, el rubio no era estúpido, sabía perfectamente la razón por la que el castaño tenía su total preocupación, pero él no necesitaba saberlo, al menos aún no.

Yardale sonrió al notar la actitud de su amigo por un simple toque de manos, - Chris, darling, a veces no puedo evitar formurlarme la idea de que eres adorable - El rubio sonrió traviesamente mientras invandía un poco el espacio personal del fumador, - Chris - Le llamó casi con suplica, - Deberías cuidarte más - Su voz sonó casi como un murmullo mientras lanzaba el cigarrillo al suelo pisoteandolo con la suela de su perfectamente pulcro zapato. Pausó por unos minutos y miró de reojo a su amigo,- Si estás seguro de que no les temes a los perros guardianes, ve y derrotalos - Señaló la puerta de donde aún provenían los ladridos, la puerta que estaba bloqueado gracias a ze mole por un sin fin de objetos. Christophe era fácilmente manipulable, sólo tenías que saber exactamente que "botones" presionar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Vie Mayo 10, 2013 6:06 pm

Aquella no era una respuesta, no para mole, estaba seguro de que él rubio no era así con todos sus amigos, pero claro no se pondría a discutir por algo tan idiota como eso con el rubio.- Pues que amigo más marica eres.- el tema lo dejaría por la paz, no tenía interés en lo que el contrario hiciera o no con sus amigos, o más bien era que no deseaba enterarse de que realmente trataba así a todos, que no era nadie especial para el contrario o algo parecido.

-Yardale basta... no me llames darling ¿Quieres? – por fin volvió a voltear el cuerpo hacie le rubio pero este ya estaba bastante cerca… demasiado a decir verdad.- No me llames Chris… ¡Menos de esa manera! - Algo tenía aquel rubio con hacerlo sentir incomodo porque ese día en especial parecía que estaba mucho más fácil de alterar, de verdad el estar encerrado en aquel espacio con el rubio no le hacía nada de bien.

Miró la puerta unos segundos, el solo pensar en salir de aquel lugar le parecía un suicidio así que no cedería.- Puedes irte muy a la mierda ingles! –Le mostró el dedo de en medio pues sabía que lo hacía a propósito.- Mira tú y yo sabemos que no saldré de esta habitación con esas mierdas afuera así que o dejas de molestarme con eso o uno tu linda cara para cubrirme de ellos.- Nuevamente no se dio cuenta de que acababa de decirle “lindo” al rubio, pero es que aquello salía espontáneamente de él.- Sería bueno que dejaras de joder por un momento, es bastante lo que he soportado hoy…- Se apoyó contra una de las paredes para así tener de vuelta su espacio personal.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 10, 2013 9:17 pm

El rubio sonrió un tanto triste, le gustaba ver a su "amigo" enojado, le parecía adorable, pero cuando enserio se enojaba, Gregory se sentía culpable, lo que menos quería era ser una carga para Chistophe, y las palabras hirientes del susodicho no podía evitar considerarlas como reales algunas veces, sin embargo, su sonrisa se vió opacada con una real al escuchar a Chris llamarle 'lindo', le hizo pensar que realmente el topo no estaba enojado, no del todo, así que podía seguir molestandole.

- Chris, no sé si lo has notado, pero me he estado refiriendo a ti de esa forma desde que llegamos aquí, - Utilizó un tono algo sarcástico, a veces se preguntaba si ze mole en algún punto se había acostumbrado tanto a escucharle llamarle 'Chris' que ya ni se daba cuenta, - No creo haber usado un tono diferente al dirijirme a ti, Chris - El rubio sonrió felinamente, no era un idiota, sabía perfectamente el tono que había usado, pero tenía la necesidad de molestar a el topo, de sacar más expresiones de él, de sentir por unos segundos que su "amigo" sentía algo más por el, a Yardale le gustaba pensar que sí, pero a veces le frustraba no conseguir un efecto en el castaño que no terminara en insultos.

- Sabes perfectamente que no quieres arruinar mi linda cara, ya has dejado bastante clara tu opinión de mi físico, - Miró fijamente al castaño, - Estamos solos, en una habitación, encerrados, las posibilidades de que deje de hablarte son escasas, tampoco me puedes ignorar por mucho tiempo, considerando que tampoco es un cuarto extenso y tu mirada se topará con la mía tarde o temprano - Se acercó al topo, intentó recostarse en la pared junto a él, pero no pudo, claramente la suciedad de la pared dañaría su camisa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Sáb Mayo 11, 2013 1:43 pm

La verdad era que no, por momentos la voz del rubio se le hacía tan normal que no prestaba tanta atención a lo que le decía, no notando entonces que este lo llamaba Chris por momentos.- ¡Es una maldita mentira! ¡No me lo habías dicho desde que llegamos!- Se cruzó de brazos y apartó la mirada, no admitiría que el rubio tenía razón, ese no era Ze Mole.- Y si lo usaste cabrón y lo sigues usando, es una puta broma para ti ¿Verdad maldito? – Sus cejas se fruncieron en una clara molestia, el contrario debía saber que en ese preciso momento Christophe no estaba para bromas, su humor ya estaba lo bastante jodido con el hecho de que habían tres perros cerca como para además aguantar al rubio.

-Entonces chienne podrías considerar cerrar esa enorme bocota que tienes para no sacarme de quicio porque no, no te he dejado clara ni una mierda, te he estado insultando pero eres tan jodidamente molesto que ni eso dejas hacerme y finges que me gusta tu cuerpo, no soy una puta para fijarme en ti entiéndelo.- Su ceño seguía fruncido y al notar que este no deseaba apoyarse en la pared por la suciedad le sujetó el brazo y lo jaló a su lado pegando toda su espalda en aquella polvorienta y sucia pared.- ¿Qué pasa marica? ¿No te puedes apoyar en la pared porque está muy sucia? Deja de comportarte como una niña. - Ahora era turno de Christophe de vengarse de lo que el rubio hacía, le tocaba molestarlo, intentar enfurecerlo, eso sería épico de ver, Gregory molesto hacía mucho que no veía eso.

-Digas lo que digas bien podría ignorarte, buscaría la manera de salir de aquí sin tu ayuda, yo no te necesito.- Se había despegado ahora de la pared, sus ropas estaba más sucias que cuando llego, no deseaba mirar al rostro a Gregory porque sabía perfectamente que aquello era una mentira, lo necesitaba, era la única persona que se llegaba a preocupar tanto por él, la única que no estaba a su lado únicamente por quien era, no solo lo necesitaba, lo quería cerca de él.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 11, 2013 2:56 pm

El rubio debía de admitirlo, a veces Chris era molestamente adorable, negando prácticamente todo lo que decía Gregory o llevándole la contraria, si el inglés decía "blanco" el francés diría "negro, habían sido así desde siempre, desde sus días de infantes, el inglés más de una vez se preguntaba, ¿exactamente qué es lo que hizo que entablaran una amistad si eran tan diferentes?, -Chris, tienes que calmarte - Gregory mantenía la calma, pero se le hacía difícil con el alto nivel de estrés que presentaba el castaño.

El rubio tenía un gran autocontrol, sí que lo tenía, pero las palabras hirientes y mezclas exageradas de insultos en el discurso del castaño ya le estaban irritando, Gregory estaba estresado, la misión le molestaba más de lo que le gustaría admitir, hería enormemente su orgullo no haber tenido un plan de emergencias en casos como estos, le hacía sentir inútil, pero tenía que mantener la calma, Christophe no estaba ayudando para nada. Su orgullo fuertemente herido y un topo diciéndole que no le gustaba su hermosa cara ya eran demasiado, pero lo que desbordó el vaso de la cordura del rubio fue cuando le habían estampado sin más contra la pared, la mirada del inglés se tornó fría, - ¿Que no me necesitas?, bloody hell!, Delorne, ¿quién crees que se desgasta las manos escribiendo todos tus informes?, ¿quién más se preocupa de que comas bien y que tengas una buena salud? -El rubio le dió un manotazo a Chris y se alejó de la pared, - ¿Tanto quieres que deje de molestarte, que deje de preocuparme por ti?, bien entonces, cumpliré los deseos que has planteado - Indignado trató de limpiarse la camisa mientras volvía a sentarse en el único lugar limpio, el pupitre que tanto se había dedicado de pulir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Sáb Mayo 11, 2013 4:47 pm

Las palabras del rubio no harían efecto alguno en el castaño, no, por más veces que este repitiera “cálmate” DeLorn no se calmaría. Ambos parecían estar siendo afectados por aquel maldito tiempo a solas, no era de sorprender que tanto Chris como Greg terminaran discutiendo de aquella manera, ellos dos casi siempre acababan discutiendo, pero esta vez más que los simples insultos que solían utilizar, la mayoría provenientes de la boca francesa, lo que salía de los labios de ambos eran palabras no pensadas, palabras que hacían al contrario dudar y por ende, palabras que llegaban a lo más profundo de sus corazones. Claro, ninguno de ellos notaba el daño que se hacían o las heridas que causaban en el contrario con aquellas palabras.

Chris seguía dándole la espalda al rubio no deseaba que mirara las reacciones que causaban sus palabras en él.- Nadie te pidió que lo hicieras Yardale! No tienes por qué preocuparte por mí, si yo no me preocupo por mí mismo ¿Qué mierda te interesa si algo me pasa? Yo soy el que tiene que aguantar tus quejas continuas sobre mi forma de vestir, mi forma de actuar y todo lo que tiene que ver conmigo, no eres mi jodida madre o algo para tratarme así! –alzó la voz gritándole al rubio, pero lo siguiente no se lo esperaba ¿Realmente dejaría de preocuparse por él? ¿Lo dejaría por su lado… Solo? Tenía que estar jodiendo, después de tantos años ¿Ahora se rendía? Chris por fin había llegado al límite de la paciencia del inglés y eso no le agradaba.- ¿Crees que te creo? Seguramente cuando salgamos de aquí comenzaras a hacerme tus idiotas preguntas de si me alimentare bien, si hare mi informe o si lo haces tú. Déjate de idioteces Yardale que ni tú crees eso.- Por fin había girado el cuerpo hacia el rubio, se sentía más seguro pues esperaba tener la razón, Gregory no podía alejarse de él, no lo permitiría, pelearía hasta morir para mantener algo con el inglés, aunque sea una maldita amistad a pesar de desear algo más.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 11, 2013 5:20 pm

Gregory estaba dolido, también estaba enojado consigo mismo, cosa que no sucedía con frecuencia, el rubio siempre pensaba antes de actuar, jamás se arrepentía de sus acciones ya que solía hacer lo que pensaba era correcto, pero esta vez, esta vez se arrepentía tanto de no poder haberse controlado, el castaño era demasiado importante para él, ¿que le dejaría?, ¿Gregory iba enserio?, dejarle le dolería más a él que al topo, dejarle le mataría y el rubio se preguntaba si sólo sería metafóricamente, porque ya ni de eso estaba seguro.

Las palabras hirientes del francés le hicieron removerse incómodo en su asiento, ¿tanto le detestaba?, no, no podía ser, el rubio debía de pensar con claridad y no dejarse llevar tanto por sus emociones, Christophe no podía odiarle, al menos no tanto como decía, si lo hiciera ya le abría dejado, ¿no?. Pero la verdad, Yardale realmente no podía pensar con claridad, le dolían demasiado las palabras del topo. Pero Gregory no podía simplemente ir y soltarle todos sus sentimientos sin más, no, él tenía su orgullo, había luchado por la libertad más de una vez en el pasado, aunque ya comenzaba a preguntarse si era capaz de mantener su boca cerrada.

- ¿Cómo te atreves a menospreciar todo lo que me preocupo por ti?, ¿cómo que qué me importa lo que te ocurra?, bloody hell Chris!, eres importante para mí!, pero si es necesario me alejaré de ti, a diferencia de ti, yo respeto tus decisiones, debo hacerlo, no puedo imponerte un régimen mío, tienes razón, no soy nadie para estar dandote mandatos sobre lo que deberías hacer, - Miró con intensidad los ojos del mercenario, - Porque yo no soy nadie para ti -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Sáb Mayo 11, 2013 6:08 pm

Pensaba dejar que el inglés se desahogara, que este continuara quejándose de lo que él decía, así tal vez se calmaría y todo volvería al a la paz con la que habían comenzado en esa habitación. Claro no era necesario decir que para Chris el culpable de todo aquello había sido Gregory pues este comenzó molestando al francés y bueno este con la actitud nada vengativa que se cargaba simplemente le había devuelto la bofetada. Estaba bien, así debían ser las cosas entre ellos, peleas y más peleas así era su amistad y así había sobrevivido por tantos años, aunque varias veces pudo haber jurado que no volvería a hablar con el rubio, siempre volvía, lo necesitaba, justo como este lo había dicho, de no ser por él Chris hubiera visitado el hospital más veces de las que desearía en el último año. Gregory tenía que quedarse a su lado.

Rodó los ojos ante la primera mitad del discurso, no pelearía aquello, era idiota, estúpido, sin sentido, no pensaba preguntar más veces el porqué de la importancia que tenía aquel chico por su persona, estaba claro que no le diría nada más de lo que sabía ya “un amigo” Eso era para el inglés un amigo y nada más. UN JODIDO AMIGO. Sus miradas chocaron, ahora era más incómodo mirarlo a los ojos, tanto insulto, tanto rechazo, tantas cosas habían pasado y le costaba mantenerse “tranquilo”, le costaba no tirarse contra el rubio y demostrarle que bien, estaba agradecido por todo muy a su manera.

Sus ojos se abrieron solo un poco más de lo normal “No soy nadie para ti” acababa de dar en un puto débil del francés ¿Así quería jugar el inglés? Entonces estaba bien, así serían las cosas. Apretó el puño y camino hacía la puerta, no saldría pero aquello daría una distancia entre ambos.- Haz lo que te venga en gana connard! Vete a donde mierda quieras, tienes razón, no me interesa, ¡ vous n'êtes personne pour me!* – Esos eran los momentos en que esperaba que Gregory no entendiera su francés, su enojado y lleno de ira francés. Mentía era lógico que lo hacía.


Spoiler:
* Si se supone que dice algo como "no eres nadie para mi" pero dudo que este bien escrito xD la idea se entiende no? -si supiera rances todo sería más fácil.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 12, 2013 3:31 pm

Había pasado un tiempo desde la útima vez que se pelearon 'en serio', sus peleas casi siempre solían ser por cosas triviales, después de todo, prácticamente nunca estaban de acuerdo en nada, pero de alguna forma siempre volvían a ser amigos al cabo de un rato, ninguno jamás se disculpaba, era como si ambos supieran que una situación idiota no podría separarles. Tuvieron peleas más fuertes, casi siempre porque Gregory se preocupaba de más a causa de graves heridas en el topo las cuales ganaba en sus misiones quien afirmaba estaba "perfectamente bien" mientras prácticamente sangraba sin parar. Christophe siempre había sido importante para él, le quería demasiado, pero a veces, el castaño podía ser un grandísimo idiota.

Yardale conocía bien al moreno, sabía que en el fondo este estaba agradecido por todo lo que hacía por él, pero de ser así este era el momento indicado de decirlo, porque el inglés ya no podía más con esa actitud tan orgullosa del francés.

A Gregory le dolió inmensamente ver los ojos de Chris, estaban llenos de una mezcla muy confusa de emociones, eran difíciles de leer, pero lo que más le dolió al rubio, lo que le destrozó , fue la respuesta que el topo le había dado, le mandó a la mierda, le dijo que no le importaba y lo peor, le dijo claramente un "yo no te necesito", el ojiazul se mordió el labio, su mirada se tensó, se puso más fría, más seria. Gregory había aprendido algo de francés, le entendía perfectamente cuando Chris lo hablaba, pero esta vez, hubiera deseado no poder entenderle, quizás así no se sentiría tan vacío.

-... ¿No te importo? - Repitió mientras se levantaba y dirigía hacia donde estaba el castaño, puso sus manos a sus costados dejándole cero escapatoria al de ojos verdes, - Nos conocemos desde que éramos unos infantes, solías escaparte de tu hogar para venir a jugar en el mío, solías descargar tu repulsión hacia tu progenitora y Dios conmigo, yo compartía contigo mis sueños de luchar por la libertad y obtener un gobierno demócrata, pasamos por tanto , estaría mintiendo si dijera que no anhelaba que me detuvieras, ¿tanto me detestas?, ¿el único se ilusionó fui yo?- Su tono de voz no era característico del rubio, era frío, Gregory estaba destrozado y su orgullo le impedía llorar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Dom Mayo 12, 2013 4:16 pm

¿Cuántos años habían pasado ya juntos? Ya había perdido la cuenta, por la cabeza de Christophe únicamente pasaban las millones de veces que estuvo alado del rubio, las millones de veces que se sintió tranquilo por tener a aquel chico apoyándolo y cuidándolo, el rubio era una mejor madre que su propia madre, pero su madre era una grandísima hija de puta o eso pensaba él. Gregory siempre había cuidado de él a pesar de las muchas veces en las que él decía idioteces que terminaban enojando al rubio. Si pudiera ganarse un premio sería un título de algo como “el idiota más grande que jode al único que lo soporta”.

Mole hubiera preferido poder salir de aquel lugar, alejarse del rubio y esperar a que el enojo de ambos bajara, que ambos estuvieran en una mejor situación para simplemente continuar, continuar como si nada de eso hubiera pasado nunca.

Su cuerpo se tensó al sentir como el rubio le quitaba el espacio, cuando no le dio espacio para escapar. Sus palabras eran tan frías, tan serias, estaba realmente enojado, debió pensar un poco mejor sus anteriores palabras, ahora estaba en una situación que no deseaba enfrentar. Apartó la mirada de Gregory, mientras habla no podía evitar sentirse cada vez peor, era verdad, cada jodida palabra que provenía del rubio era verdad y eso sin duda lo hacía enojar, pues tendría que admitir que estaba equivocado. Su orgullo estaba en juego, todo lo que había sentido desde quien sabe cuántos años atrás, todo podía irse a la mierda si no hacía algo.- ¡ferme ta gueule, chienne y déjame ir! – Apartó al rubio de un empujón, no le permitiría tener el control.- Deja de ser tan marica, tus putas hormonas están alteradas ¿O qué? Te comportas peor que una chica, quejándote de todo lo que digo, siempre te he insultado, no sé porque ahora te altera.- Debía mantener la compostura, debía hacerlo por los dos y claro debía resolver unas pequeñas dudas que aún había en su cabeza- ¿Ilusionarte? ¿A qué mierda te refieres Gregory? – Ahora era él quien trataba de cerrarle el espacio al rubio, obligándolo a que este quedara contra una sucia pared, colocando las manos a los lados de su cabeza.
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 12, 2013 4:47 pm

Si las palabras mataran, Gregory se encontraría retorciéndose en el suelo para luego infartarse. Realmente esos 2 habían pasado por demasiadas situaciones, escenarios, pero siempre se tenían el uno al otro, ambos sabían por palabras no dichas que se necesitaban, que se complementaban, que uno no habría llegado tan lejos sin la ayuda del otro. La madre de Christophe era particularmente cruel, el moreno siempre decía que ella nunca tuvo intenciones de tener un hijo, que de hecho intentó abortar y el castaño sufría demasiado a causa de su progenitora, descargando toda su ira en un ser superior al cual le había echado toda la culpa de sus problemas, Dios.

Al rubio nunca le importó pasarse horas escuchando al topo quejarse una y otra vez de su desgraciada vida, nunca le importaron sus insultos o la falta de modales, por más cliché que sonara Gregory le quería tal y como era.

La mente tan racional de Yardale dejó de "funcionar" por unos momentos, estaba lleno de ira al sentir al castaño empujarle con tanta brusquedad, sus esperanzas parecían querer desfallecer y al escuchar la pregunta del castaño, completamente enojado, le rodeó el cuello con fuerza - Me refiero a esto - Sentenció mientras le jalaba y depositaba un beso en sus labios, je, estaba seguro de que Christophe le mandaría a joder.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Dom Mayo 12, 2013 5:54 pm

De todos los posibles escenarios que pasaron por la mente de Mole ninguno de ellos se comparaba siquiera un poco con lo que estaba a punto de suceder, aquello era demasiado para el pobre cerebro del castaño que se apagó, por decirlo de alguna manera cuando los labios del rubio estuvieron sobre los propios ¿Qué demonios pasaba ahora? Estaba muy extrañado de todo eso, no tenía idea de cómo debía reaccionar a todo eso.

En su mente pasaron de manera veloz todo lo que había pasado con el rubio y aquello era suficiente para pesar que lo necesitaba, lo necesitaba más que a nadie, pues no sería lo mismo no tenerlo a su lado como siempre, para insultarlo, para divertirse con él, para hacer lo que sea y hasta para hacer nada.

Tenía en claro lo que quería en ese momento por lo que llevo su mano a la parte de atrás de la cabeza del rubio y lo mantuvo así, pegado a él mientras correspondía a aquel beso, no lo dejaría escapar y cualquier cosa, bueno buscaría hacerse el idiota y culpar al rubio te todo, como siempre. El beso pudo haber durado mucho más de lo que lo hizo si no fuera por la alarma de Christophe que ahora sonaba insistente. Al reaccionar ante ella el castaño paso su mano al hombro del rubio apartándolo un poco.- ¡Con un carajo Greg la misión! Tus mariconadas nos están costando esta misión –se quejó mientras se acercaba a la puerta solo para escuchar los ladridos provenientes desde atrás de esta dando un paso hacia atrás.-Podemos hablar de esto luego… -Habló con un leve sonrojo en las mejillas.- tenemos algo importante aún que resolver ¿Recuerdas?
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 12, 2013 6:49 pm

Christophe le había impresionado, sí que había hecho, lo último que pasaría por la mente del rubio es que le corresponderían, Gregory pasó sus manos por el sucio cabello mientras dejaba que su lengua entrara en la cavidad del otro saboreándo la boca del topo, grabándose en su cabeza el sabor de su labios porque, temía nunca volvería a besarle, temía que Chris solo se estuviera dejando llevar por el momento para arrepentirse después.

Le habría encantado besar aún más al mercenario, pero sonó la alarma de su reloj, usar esa alarma debía ser lo único puntual que tenía el topo, y la maldijo por unos momentos, pero tan pronto como el castaño le mencionó sobre la misión, el rubio "entró en razón" y su cara se tornó seria mientras pensaba en como salir de ese lugar, optó por el plan más "primitivo".

Miró al topo para decirle sobre su tan sencilla idea, pero notó un sonrojo en sus mejillas, Gregory sonrió, el mercenario era adorable, le tomó una mano al castaño, - Será sencillo, los perros déjamelos a mí, confío plenamente en que elimnarás a nuestro objetivo, mi pettit taupe - Era un sobrenombre que siempre estaba en la cabeza del rubio, pero nunca había encontrado un momento para comenzarlo a usar.

Rozó sus labios con los de el castaño y abrió la puerta, los perros le atacaron, Gregory sacó su espada mientras luchaba con agilidad contra ellos, - Chris, ve! - Ordenó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Christophe DeLorn el Dom Mayo 12, 2013 8:01 pm

Miró su mano, la mano que el contrario había tomado antes de alzar la mirada hasta él para escuchar el sencillo plan que tenía, si era sencillo y aun que tenía una posibilidad de error por si algún perro lo seguía, lo valía si lograban terminar la misión exitosamente y… ¿Lo acababa de llamar petit taupe? – Greg cada día te vuelves más marica que antes.- Rodó los ojos tras aquel suave roce de sus labios y se apartó de la puerta cuando este la abrió, no tenía tiempo ni de dudar o de sentirse intimidado por los perros, su francotiradora estaba esperando por él.

Gregory no tuvo que repetirlo corrió por el pasillo dejando al inglés con los perros, él podría con ellos no tenía que preocuparse por eso, Greg no era un inútil. No muy lejos se encontraba la ventana donde esa misma mañana se había instalado y junto a ella su confiable arma. Prácticamente llegó barriéndose para tomar la francotiradora, no tenía tiempo, un disparo, no tenía nada más que eso. Apuntó y trató de tranquilizarse para no fallar, no lo arruinaría, jamás lo hacía. Su víctima estaba unas calles después y estaba a nada de entrar a una limosina, era ahora o nunca jaló el gatillo y el estruendo del arma sonó por toda la planta, un tiro perfecto que dio justo a media frente del sujeto, haciéndolo caer en el suelo para desangrarse.- bon voyage, bâtard.- Sonrió apartándose de la ventana, ya solo tenía que volver con el rubio.

Se colgó la francotiradora como usualmente tenía su pala y regreso al salón mientras sacaba de sus bolsillos un par de pistolas automáticas de 9mm. Al entrar al lugar se encontró con el rubio quien se había desecho de un perro.- ¡ODIO A LOS MALDITOS PERROS GUARDIANES! –gritó mientras entraba y disparaba contra los animales que quedaban los cuales cayeron al suelo.- Tsk… son una molestia… Trabajo completo, espero me pagues pronto por esto chienne… ahora vámonos.- Recordar lo que pasó hace nada en aquella habitación lo confundía por eso salió antes que Gregory y trato de no hablar con él, poniendo excusas para irse antes a casa.


[CERRADO]
avatar
Christophe DeLorn
Habitante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encerrados por un descuido (Priv. chienne Gregory)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.